Inra    
Acceso directo:    Búsqueda rápida:   OK
El instituto Colaboraciones Investigaciones join us
Todo sobre la investigación del INRA  | Metaprogramas  | Ejemplos de investigaciones  | Recursos científicos  | La ciencia en imágenes
 

Vea también

 

Imprimir

Enviar

 
Inicio > Investigaciones > El suelo: un recurso para la agricultura sostenible

El suelo: un recurso para la agricultura sostenible


El suelo: un recurso para la agricultura sostenible
El suelo, frágil y amenazado, desempeña desde siempre y hoy más que nunca, funciones determinantes: producir alimentos, regular el ciclo y la calidad del agua, acumular carbono y limitar el efecto invernadero, reciclar la materia orgánica, preservar la biodiversidad, aportar materiales destinados a los sectores de la construcción y la industria, participar en la estética de los paisajes, etc. Los trabajos de investigación del INRA contribuyen a impulsar el conocimiento sobre la constitución de los suelos, su funcionamiento ecológico y su gestión.

 
 

En la actualidad, la opinión internacional se muestra sensible respecto a la función del suelo y su preservación. Recientemente ha surgido la preocupación acerca de la disponibilidad de tierras cultivables en el planeta y la capacidad de éste para dar respuesta al aumento de la demanda alimentaria en el futuro. La polémica en torno a la energía de origen vegetal ha cobrado fuerza a propósito de la competencia que representa respecto al uso alimentario de la producción agrícola, así como de su incidencia en el encarecimiento de los productos básicos. Incluso la actividad ganadera ha sido cuestionada, en particular, por sus consecuencias en la degradación de los suelos y la desertificación.

En Francia, la cumbre francesa del medioambiente Grenelle de l’Environnement planteó la reactivación de la agronomía como condición indispensable para la puesta en marcha de sistemas agrícolas productivos y a su vez respetuosos con el medio ambiente. En aquella ocasión también se recordó con firmeza la necesidad de frenar la destrucción del suelo provocada por la extensión de las ciudades y las redes de transporte.

Por su parte, la Unión Europea sigue trabajando en su proyecto de directiva "Suelo", destinada a garantizar en el futuro la protección de este recurso contra los principales factores de degradación inventariados en los Estados miembros.

La toma de conciencia sobre el carácter limitado de los recursos y la fragilidad del propio sistema planetario se ha ampliado ahora al suelo, que durante mucho tiempo ha sido el gran olvidado de la investigación medioambiental.

La comunidad de investigadores en ciencias del suelo ha logrado desempeñar plenamente su función de alerta en este ámbito gracias a su apertura a las ciencias de la ecología. Esta comunidad ha planteado asimismo grandes problemáticas como son la función del suelo en el cambio climático y la comprensión de los mecanismos biológicos de su funcionamiento.

En este contexto, el Instituto Nacional francés de la Investigación Agronómica ha contribuido, mediante la gestión del sistema nacional de información sobre los suelos y su calidad, a compensar el retraso de Francia en este ámbito y a dotar al país de un papel preponderante en Europa. Sus conocimientos sobre la actividad agrícola y forestal le permiten analizar los factores que determinan los grandes riesgos de la degradación: erosión, compactación, pérdida de materia orgánica, contaminación, urbanización, daños a la biodiversidad, etc. El desarrollo de su investigación sobre el medio ambiente, los recursos hídricos o la interacción con la atmósfera le permite estudiar los servicios ecológicos que proporciona el suelo, todo ello en colaboración con comunidades científicas del exterior y con especialistas en la atmósfera y el agua. Por último, sus trabajos de investigación avanzada en ciencias de los vegetales y microbiología constituyen un importante instrumento para comprender las complejas interacciones que son clave en el funcionamiento del suelo. En efecto, ya se trate de reducir el uso de insumos agrícolas, de controlar las emisiones contaminantes, de descontaminar los suelos o de garantizar la calidad de los productos, la gestión de estas interacciones constituye una de las principales vías de avance.

Hoy más que nunca, no sólo nuestra alimentación sino la biosfera entera dependen de esas extensiones de roca alterada que cubren los continentes. Ello hace necesaria una visión más integrada del suelo en la que la agricultura, la alimentación y el medio ambiente estén estrechamente ligados. El INRA, que constantemente ha sabido dotarse de una importante comunidad de investigadores sobre estos temas, está en condiciones de desarrollar dicha visión. El dossier publicado en 2009 es un testimonio de ello.

 

Redacción:  Sección de comunicación
Fecha de creación: 05/03/2009
Fecha de la última actualización: 06/03/2009

 

Todo sobre la investigación del INRA

Metaprogramas

Ejemplos de investigaciones

Recursos científicos

La ciencia en imágenes

Sede: 147 rue de l'Université 75338 París Cedex 07 - tel.: +33(0)1 42 75 90 00 | copyright © INRA 2007 | Créditos | Aviso legal